Uno de cada tres accidentes de tráfico se produce por visiblilidad limitada o iluminación deficiente

‘Efectos de la iluminación deficiente en la siniestralidad vial’, presentado este jueves en Madrid con el la finalidad de arrojar luz sobre los siniestros de tráfico y consecuencias que se producen por la concurrencia de una mala iluminación.

Por tipología de accidentes, los siniestros que se producen con iluminación artificial de la vía (sin luz natural) suponen un total de 75.537 siniestros, el 16% del total; mientras que los accidentes que se producen sin iluminación (sin luz natural ni artificial de la vía) llegan a los 58.714 siniestros, el 12,5% de total; seguidos de los que se producen con meteorología adversa (lluvia fuerte, granizo, nieve o niebla), que alcanzaron los 48.817 accidentes, el 10,2% del total.

El estudio añade que “cuatro de cada diez fallecidos por problemas de visibilidad restringida son peatones”. En particular, “uno de cada tres fallecidos con iluminación artificial y uno de cada cuatro con meteorología adversa”, ha precisado Lijarcio lo que prueba, a su juicio, que los accidentes por iluminación deficiente son especialmente letales para los peatones.

Las bicicletas y vehículos de movilidad personal (VMP) tienen una presencia destacada en los accidentes por el no uso de alumbrado reglamentario (20,4%) o por infracción de alumbrado (15%), porcentajes que corresponden fundamentalmente a bicicletas puesto que los VMP se registran desde el año 2020.

CLAVES PARA MEJORAR LA ILUMINACIÓN DE LOS VEHÍCULOS:

Aunque el “50% de los defectos graves de iluminación están en los focos, las luces de cruce y carretera y los indicadores de dirección, los más importantes y fáciles de detectar por el usuario”, la población todavía conduce vehículos que no pasan la ITV y que “son una bomba de relojería”.

De este modo, factores como el reglaje son fundamentales, ya que “si los faros están muy altos deslumbran a otros conductores y si están muy bajos disminuyen la visibilidad”, según ha indicado Ávila. Además, que los faros estén sucios reduce “hasta un 28% la efectividad luminosa” y la falta de un voltio en un cable defectuoso “llega a disminuir hasta un 25% la visibilidad”.

En este contexto, los expertos han coincidido en la idea que “los usuarios tienen que tener más conciencia del mantenimiento del vehículo”.

“La conciencia no solo es formar, también es sancionar, porque somos latinos y funcionamos a base de sanciones”, ha concluido Magaz.

 

Fuente: Economía/Motor.- Uno de cada tres accidentes de tráfico se produce por visiblilidad limitada o iluminación deficiente – Bolsamania.com

Leave a Reply