A partir julio todos los coches nuevos deberán estar equipados con Lim

 A partir del 7 de julio exactamente, todos los coches nuevos que se vendan en Europa, incluyendo también al Reino Unido, deberán tener limitador de velocidad. Esta medida tiene como objetivo mejorar la seguridad vial y reducir los accidentes de tráfico​.

Deberán estar equipados con limitadores de velocidad obligatorios, conocidos como Asistencia Inteligente de Velocidad (ISA, por sus siglas en inglés). El limitador de velocidad es una característica de seguridad diseñada para evitar que los vehículos excedan un límite de velocidad preestablecido. A diferencia del control de crucero, que mantiene una velocidad constante, un limitador de velocidad permite al conductor acelerar y desacelerar libremente, siempre y cuando no supere el límite establecido. Este sistema utiliza datos de GPS y las cámaras de reconocimiento del propio vehículo para leer las señales de tráfico y con ello, determinar la velocidad máxima permitida en cada área, ajustando la potencia del motor en consecuencia.

La implementación de los limitadores de velocidad está destinada a reducir significativamente los accidentes de tráfico. Según el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC), esta medida podría disminuir las colisiones en un 30% y prevenir alrededor de 140,000 lesiones graves de tráfico hasta el 2038. La Comisión Europea aspira a conseguir el logro de eliminar por completo las muertes en las carreteras dentro de su territorio para el año 2050. Además también se apunta a que esta medida también conseguirá el objetivo adicional de reducir tanto el consumo de combustible, como las emisiones de gases a la atmósfera. Y eso sin olvidarnos de que presuntamente será responsable de una reducción en el número de multas o sanciones por conducción indebida.

Leave a Reply