Casi el 90% de las piezas de un coche son reciclables

Muchas de las piezas de un vehículo que ha llegado al final de su vida útil pueden convertirse en elementos de uso cotidiano, es decir, pueden ser recicladas.

Un vehículo no tiene porque convertirse en un desperdicio cuando ya no pasa la ITV porque ha acabado su vida útil y no cumple con las condiciones mínimas para circular. El 88% de sus piezas pueden ser recicladas en elementos como asfalto, muebles, calzado, césped artificial, entre otros.

Los materiales que se pueden reciclar en un vehículo un número ilimitado de veces sin perder sus propiedades son el hierro, cobre, acero, aluminio, latón, plomo y bronce. Otros materiales adecuados para reutilizar son papel, cartón, neumáticos, vidrios y tapicería. Aunque hay otros elementos que no pueden ser reciclados porque son peligrosos y pueden dañar el medioambiente.

El proceso de reciclado comienza con dar de baja el vehículo en el Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CAT) quienes se encargarán de recoger el vehículo y tras ello separar y reciclar las piezas adecuadas. Hay que recordar que abandonar el vehículo en la vía pública conlleva sanción.

 

 

Leave a Reply